EchoVNC

EchoVNC 3.02

La evolución de UltraVNC; olvídate de redireccionar los puertos en el router

EchoVNC toma el control de la pantalla, el escritorio y el teclado de un ordenador usando el protocolo VNC. Ver descripción completa

Muy bueno
8

EchoVNC toma el control de la pantalla, el escritorio y el teclado de un ordenador usando el protocolo VNC.

Tanto por el aspecto como por el anagrama del programa se adivina cierto parecido con el popular UltraVNC. La similitud trasciende la estética porque en realidad, EchoVNC es una evolución del primero.

La novedad que se ha introducido consiste en la posibilidad de sortear un cortafuegos, el router o un proxy para realizar las conexiones. Esto nos puede ahorrar muchos quebraderos de cabeza al esquivar el inextricable mundo de Iptables, redirecciones y los servicios NAT.

Acompañando este mejora principal, le acompañan otras como la integración de un chat cliente - servidor, un sistema para transferir archivos, varios modos de vista, y la posibilidad de grabar la actividad de la pantalla en una película SWF.

EchoVNC

Descargar

EchoVNC 3.02

Opinión usuarios sobre EchoVNC

  • borjez

    por borjez

    "es un retroceso!! no evolución!!"

    No se lo recomendaria ni a mi peor enemigo, es muy inestable, yo tenia instalado el ultra vnc y todo me iva bien hasta q... Más.

    analizado el 17 de abril de 2009

  • bretzl

    por bretzl

    "Mejora respecto a UltraVNC."

    Esta versión mejora muchísimo en velocidad y en gama de colores, permitiendo trabajar a más de 256 colores. Usándolo en ... Más.

    analizado el 5 de marzo de 2009

  • troker

    por troker

    "Por ahora bien"

    Lo he probado en dos redes tanto cable cruzado como wifi y va bastante rapido y es muy sencillo de usar incluso a nivel ... Más.

    analizado el 23 de mayo de 2008

  • lolover

    por lolover

    "Su antecesor funciona bien"

    Jpedro967: no he configurado este, pero si ultravnc que es del que procede. Asi que hecha un vistazo a este tutorial que... Más.

    analizado el 18 de enero de 2008